miércoles, 16 de julio de 2008

Abrazo elevado





Cuatro paredes de espejos
encerraron eternos reflejos,
dieron lugar y momento ideales
para nuestras ansias, iguales.

Mientras se elevaba el suelo
tu abrazo se batió a duelo
con mi cuerpo deseoso
de ese abrazo... de oso.

Y me elevaste en tus brazos,
nuestras figuras como lazos
dibujaron en el espacio mil estrellas
para el mejor abrazo, envidiado por ellas.

Elevador elevado de tan dulce momento
nos salvó, te lo juro, de todo tormento
y sino cerrá los ojos y sentí en tu piel
ese calor, ese encuentro, del abrazo de miel.

Y siempre mantené ese recuerdo
en tus sentidos -los más cuerdos-
porque una vez sola en la vida
se da ese abrazo elevado, que jamás, jamás se olvida.




3 comentarios:

ana. dijo...

son siempre musicales tus poemas, Pau...
me hace mucha falta un abrazo de oso, ahora que lo decís...

daniela k dijo...

hola paula! que intensidad que tiene el abrazo, hermoso poema
queria agradecerte por los comentarios en nuestro blog y por ponernos en tus links! gracias!
no sabia donde escribirte asi que te lo digo por acá! :O)
un beso grande
daniela
(de... quelacosanoquedeenpicada)

David C. dijo...

a todos nos gusta el abrazo de oso.